Suscríbete y recibe nuestro Newsletter

No te lo pierdas, artículo Halájico del Rab Eliezer Melamed viendo la actualidad en ojos de la Tora.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Últimos artículos

Suscríbete y recibe nuestro Newsletter

No te lo pierdas, artículo Halájico del Rab Eliezer Melamed viendo la actualidad en ojos de la Tora.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Leyes para los días de Bein Hameitzarim – las Tres Semanas

PINJÁS 

Leyes para los días de Bein Hameitzarim – las Tres Semanas

 

En lo que respecta a escuchar música, es preciso diferenciar entre la música alegre, que está prohibida desde el 17 de Tamuz y la música común que no es especialmente alegre y se prohíbe recién a partir del inicio del mes de Av.

Cuando se lleva a cabo una actividad cultural – educativa se permite tocar música que esté acorde con el carácter del evento.

En las comidas preceptivas (seudot mitzvá) se permite cantar a capella y danzar en rondas, tal como se acostumbra, y esto aplica incluso después del inicio del mes de Av.

A partir del inicio del mes de Av no se debe nadar por motivos recreativos, pero si la natación persigue un objetivo de salud, como es el caso de quienes suelen hacerlo a diario durante una media hora, esto se permite hasta Shabat Jazón (el inmediatamente anterior al 9 de Av).

Hemos de ver posteriormente, que cuando se escucha música en voz alta, aunque se trate de una melodía cualquiera y no es especialmente alegre, el volumen elevado le confiere un carácter festivo, transformando a la pieza en una canción alegre. Por ello, se pueden escuchar canciones durante las Tres Semanas, pero no se debe hacerlo a un volumen elevado. Asimismo, no se debe asistir a un concierto de música triste o luctuosa (réquiems) durante las Tres Semanas ya que si bien se trata de música fúnebre, el concierto en sí es un evento de carácter festivo.

Las Tres Semanas que comienzan en la noche del 17 de Tamuz y se extienden hasta el 9 de Av son días de dolor, respecto de los cuales se dijo: “Todos aquellos que la perseguían la alcanzaron entre las estrecheces” (Eijá-Lamentaciones 1:3).

Si bien los sabios no establecieron normas especiales para expresar el duelo durante las Tres Semanas, los hijos de Israel acostumbraron a conducirse en estos días con algunas prácticas luctuosas, y por lo tanto, en ese período se abstienen de celebrar bailes o danzas (Maguén Abraham 551:10).

En estos días, se acostumbró a abstenerse de escuchar instrumentos musicales. Por lo tanto, en las Tres Semanas no se deben llevar a cabo clases de danza, conciertos o veladas musicales alegres ni participar de ellas.

Escuchar música de un aparato eléctrico doméstico

Las eminencias halájicas de la generación pasada debatieron respecto de si está o no permitido escuchar música por medio de instrumentos eléctricos domésticos. En la práctica, consideramos que es preciso dividir a las diferentes canciones en tres categorías: a) Canciones alegres, por ejemplo, aquellas que se tocan en casamientos, y de las cuales es preciso abstenerse de escuchar desde el inicio de las Tres Semanas. b) Canciones que no son ni especialmente alegres ni particularmente tristes, y en esta categoría se incluye a la mayoría de las canciones actuales y a la mayoría de las composiciones clásicas, y de cuya escucha es preciso abstenerse desde el inicio del mes de Av. c) Canciones tristes, tales como las de duelo por un fallecido o por la destrucción, las cuales se permite escuchar también durante los (primeros) nueve días (del mes de Av).

Atenuar el volumen de la música

Hemos de ver posteriormente que cuando se escucha música en voz alta, aunque se trate de una melodía cualquiera y no es especialmente alegre, el volumen elevado le confiere un carácter festivo, transformando a la pieza en una canción alegre. Por ello, se pueden escuchar canciones durante las Tres Semanas, pero no se debe hacerlo a un volumen elevado. Asimismo, no se debe asistir a un concierto de música triste (réquiems) durante las tres semanas ya que si bien se trata de música luctuosa el concierto en sí es un evento de carácter festivo.

La música en un marco educativo

Cuando se lleva a cabo un evento educativo – cultural se permite tocar en él música acorde a su carácter. Sin embargo, durante las Tres Semanas se permite escuchar canciones tristes que expresan dolor por la destrucción del Templo y anhelos por la reconstrucción de la Torá, la nación y la tierra de Israel (ver Pninei Halajá Zmanim 8:4-5).

Clases de aerobics

Una clase de aerobics cuyo objetivo principal es la de realizar ejercicio físico puede llevarse a cabo hasta el final del mes de Tamuz, y es preciso adaptar la música para que no sea de carácter alegre.

Tocar música en el marco de su estudio

Dado que la prohibición de tocar música se deriva de su carácter alegre, los maestros y los alumnos tienen permitido continuar enseñando y aprendiendo a tocar hasta la semana en al que cae el 9 de Av, ya que el estudio no implica alegría ni para los alumnos ni para los docentes. Asimismo, la suspensión de las clases implicaría una pérdida para los maestros, y en el caso de los alumnos, estos precisarían luego un esfuerzo extra para volver al curso normal de los estudios, y quizás para ello precisen tomar clases suplementarias. Es bueno que durante las Tres Semanas los alumnos aprendan melodías tristes. En caso de que de todas maneras se acostumbre a llevar a cabo un receso en los estudios, es preferible que este tenga lugar durante ese período (Pninei Halajá Zmanim 8:3).

La ejecución de música y el entonado de cánticos durante comidas preceptivas

Durante las Tres Semanas se permite cantar canciones alegres en comidas preceptivas, tales como por un Brit Milá (circuncisión), Pidión HaBen (rescate del primogénito) o un banquete de Sheva Berajot (comida festiva dentro de la semana posterior a los esponsales), y hasta el final del mes de Tamuz se permite también poner música en estos eventos, tal como se acostumbra a hacer durante todo el año.

A partir del inicio del mes de Av no se deben escuchar canciones alegres de un aparato electrónico, y solamente se permite cantar a capella aquellas que están vinculadas a la alegría preceptiva en cuestión, e incluso se permite bailar en rondas, tal como muchos suelen hacerlo en las celebraciones por un Brit Milá.

La ejecución de música durante la Havdalá y el Melavé Malká

Las familias que acostumbran a tocar música con contenido religioso al finalizar el Shabat pueden continuar haciéndolo hasta el inicio del mes de Av, ya que en las horas contiguas destinadas a la ingestión del Melavé Malká sigue vigente la atmósfera sabática que está libre de costumbres luctuosas. Además, se trata de canciones con contenido religioso.

Bar y Bat Mitzvá

Hasta el inicio del mes de Av se pueden celebrar una Bar o Bat Mitzvá en el día en que los jóvenes llegaron a la edad en la que deben comenzar a cumplir los preceptos. Asimismo, se permite traer músicos a la celebración a condición de que esa sea la práctica habitual durante todo el año.

Cuando resulta dificultoso llevar a cabo la celebración en el día exacto en el que el o la joven alcanzan la edad de la observancia, y se desea pasarla para uno de los días contiguos, es correcto que el Bar o Bat Mitzvá finalicen en ese día el estudio de un libro importante para que de esa manera la celebración pueda llevarse a cabo con música tal como se acostumbra a lo largo de todo el año. En caso de que no sea posible llevar a cabo la conclusión del estudio de un libro importante para esa fecha, a posteriori, es posible tomar en cuenta la finalización de un libro que hubiere realizado un pariente cercano. Cuando tampoco ello resulta posible, se habrá de tomar a la disertación del Bar o Bat Mitzvá como palabras de Torá que implican una alegría preceptiva.

Sin embargo, durante los nueve días no se pueden llevar a cabo celebraciones de Bar o Bat Mitzvá tal como se acostumbra a hacer durante todo el año, ya que suelen incluir música y una reunión multitudinaria, lo cual se prohíbe en esos días. Por lo tanto, lo correcto es posponer la gran fiesta para después del 9 de Av y en el día en el que el o la joven comienzan a estar preceptuados se puede hacer una comida en el seno de la familia con carne, vino y un número limitado de invitados.

Paseos y vacaciones en un hotel

Hay quienes dicen que es preciso abstenerse de paseos, baños de mar o piscina durante las tres semanas para reducir el deleite durante las Tres Semanas. Asimismo, esos días están predispuestos para desgracias, por lo que en este lapso es importante evitar llevar a cabo actividades que pudieran resultar riesgosas.

Sin embargo, de acuerdo con la Halajá ello no está prohibido, ya que los sabios ordenaron disminuir la alegría solamente a partir de Rosh Jodesh Av, más con anterioridad a esa fecha no rige prohibición alguna en cuanto a la realización de actividades que reportan disfrute o placer, y solamente hay que abstenerse de la celebración de eventos especialmente alegres. Por lo tanto, se permite pasear, tomar baños de mar o piscina y vacacionar en hoteles hasta el final del mes de Tamuz. Respecto del temor por actividades que pudieran implicar riesgo, no se trata de un cuidado que exceda las reglas comunes de precaución necesarias durante todo el año, sino que la idea es que en esos días tengamos el recaudo de observarlas con especial énfasis.

Al iniciarse el mes de Av se reduce la alegría y por ello es preciso abstenerse de realizar paseos o actividades recreativas que tienen por objeto principalmente el disfrute y la alegría. No obstante, paseos o vacaciones motivadas principalmente por cuestiones médicas o de estudio pueden llevarse a cabo durante los nueve días.

Natación

A partir del inicio del mes de Av no se debe nadar por motivos recreativos, pero si la natación persigue un objetivo de salud, como es el caso de quienes suelen nadar a diario una media hora, esto se permite hasta Shabat Jazón (el inmediatamente anterior al 9 de Av), y pasado este corresponde adoptar una actitud más estricta. Quien precise nadar por prescripción médica podrá hacerlo hasta la víspera del 9 de Av (ver Pninei Halajá Zmanim 8:6).

El recitado de Shehejeianu durante las Tres Semanas

Acostumbramos a abstenernos del recitado de la bendición de Shehejeianu durante las Tres Semanas ya que, cómo podríamos agradecer “que nos ha dado vida, nos ha sostenido y nos ha hecho llegar a este momento” en tiempo de desgracia. Y si bien hay quienes adoptan una actitud estricta y se abstienen de recitarla incluso en Shabat, en la práctica ello está permitido.

A quien se le hubiere presentado la oportunidad de observar un precepto que requiere del recitado de Shehejeianu, por ejemplo, un Brit Milá, que recite la bendición (Shulján Aruj 551:17). Asimismo, quien vea a un amigo querido tras treinta días sin verlo y ello lo alegrare, que recite Shehejeianu, pues de no hacerlo, perderá la oportunidad de bendecir.

Casamientos

La mayoría de las comunidades judías acostumbraron a no realizar enlaces nupciales durante las Tres Semanas. Esta es la usanza de la comunidad ashkenazí y la mayoría de las congregaciones sefaradíes, entre ellas las comunidades de Turquía, Marruecos, Iraq y el Yemen.

Hay algunas comunidades sefaradíes que acostumbraron a abstenerse de casamientos durante los nueve días, y así lo escribió el Shulján Aruj (551:2, Yabía Omer 6:43).

Novios de comunidades que acostumbran a realizar bodas hasta el final del mes de Tamuz pueden traer a su fiesta una orquesta común, ya que no hay alegría nupcial sin instrumentos musicales. E incluso quien acostumbra a no contraer matrimonio en esas fechas puede participar de la fiesta y bailar en ella ya que se trata de una alegría preceptiva.

Compromisos

No se deben realizar grandes celebraciones por compromisos durante las Tres Semanas, y quienes adoptan una actitud más flexible y se casan en estas fechas no realizan la celebración de un compromiso en un salón de fiestas.

Sin embargo, se permite efectuar un compromiso en el seno del hogar hasta el fin del mes de Tamuz, ya que se trata de la celebración de la anuencia de dos personas a contraer matrimonio, y ello implica un aspecto preceptivo pues por su intermedio se refuerza su decisión de casarse.

Y durante los nueve días, en los cuales es preciso disminuir la alegría se prohíbe celebrar una fiesta de compromiso incluso aunque esta sea modesta y en el seno del hogar. No obstante, los padres de los novios pueden reunirse para fijar las condiciones del matrimonio, y en este caso se permite servir un refrigerio (kivud kal). Si bien este encuentro es implícitamente alegre, dado que por su intermedio el vínculo habrá de volverse un hecho consumado, y ello acerca al precepto del casamiento, se puede efectuar. Asimismo, se permite a los solteros encontrarse con potenciales cónyuges, con el objetivo de casarse, durante los nueve días (ídem 8:9).

El corte del cabello durante las Tres Semanas y los Nueve Días

Nuestros sabios establecieron que no se corte el cabello ni se lave ropa en la semana en la que cae el 9 de Av (Tratado de Ta’anit 26(B)) y en efecto esta es la usanza de muchos de los sefaradíes, que no cortan su cabello desde el inicio de la semana en la que cae el 9 de Av (Shulján Aruj Oraj Jaím 551:3).

Sin embargo, en muchas de las comunidades judías se acostumbró a adoptar una actitud más estricta absteniéndose de cortarse el cabello durante la totalidad de las Tres Semanas. Esta es la usanza de los ashkenazíes, parte de los sefaradíes -incluidos los marroquíes, los provenientes de la isla de Djerba y quienes siguen las costumbres del Arí (Ramá 551:4, Kaf HaJaím 80, Kitzur Shulján Aruj Toledano 387:8, Brit Kehuná 2:12).

Y hay quienes adoptan una actitud más flexible hasta el final del mes de Tamuz, pasando a ser más estrictos en el día de Rosh Jodesh. Entre estos se encuentran los judíos provenientes de Túnez, Argelia y Libia.

 

 

 

כתבות נוספות באתר:

METZORÁ 2024

Cuatro copas de alegría y redención Los sabios instituyeron que se beban cuatro copas a lo largo del orden de la Hagadá

TAZRÍA 2024

LEYES REFERENTES A LA «MATZÁ ENRIQUECIDA» (MATZÁ ASHIRÁ) Y LOS MEDICAMENTOS PARA PESAJ El consumo de «matzá enriquecida», esto es, si se

Shevet Leví: servidores públicos

Shevet Leví: servidores públicos   En oposición al argumento según el cual los miembros de la tribu de Leví estudiaban Torá y

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *